Las Tiendas Sin Dinero: Famosas En Europa Donde No Necesitas Tener Dinero Para Comprar Algo

El pasado junio del año 2015, se abrió por primera vez en París, una boutique sans argent (tienda sin dinero) dentro de la estación de trenes de Reuilly. Estas tiendas de donde no se necesita dinero, es muy simple: cualquiera puede dejar un objeto que no necesite, pero que esté en buen estado y, a la vez, cualquiera puede llevarse lo que desee. No hay dinero ni trueque de por medio.

El negocio es tan variado, que puedes encontrar ropa, vajillas, pequeños muebles, libros, adornos…¡de todo!

A continuación, te contamos de 3 tiendas de este estilo…¡son geniales!

 

1. Le Siga-siga – París

La primera tienda de la que te contaremos, se llama Le Siga-Siga, y es una iniciativa creada sin fines de lucro, donde sus iniciadores se juntaron para crear espacios en donde se puedan realizar cambios u obsequios, sin que haya dinero de por medio, promoviendo la convivencia y la solidaridad, a la vez, una actitud menos consumista e inspirada en una economía circular.

Actualmente, esta iniciativa cuenta con el apoyo de la municipalidad del distrito 12, donde se encuentra la tienda que abrió el año pasado, y también el apoyo de la alcaldía de París, quienes ceden de manera gratuita el local, en el que cualquiera puede tomar o dejar lo que quiera.

Además de esto, la asociación gestora, crea eventos de un solo día en diferentes partes de la ciudad en lugares a los que llaman “zonas de gratuidad”, donde invitan a otros a tomar lo que deseen y a y a recibir regalos también.

Esta idea es tan popular y recibe tantas donaciones que prácticamente ya no tienen espacios para almacenar más regalos.

 

2. Share – en Frome, Inglaterra

La idea de la tienda Share: a Library of Things, nació de un grupo de jóvenes ingleses. Es una tienda recientemente inaugurada en Frome, Inglaterra, donde la gente puede tomar prestado objetos que tienen que ser devueltos en 7 días, previo a un pequeño costo que varía de 1 a 4 libras esterlinas.

Este proyecto, surge de la idea de que porqué tenemos que ser dueños de algo, si podemos compartirlo. Su propósito, es lograr que la gente gaste menos dinero, que se creen menos desperdicios y que se conecten las personas entre sí.

“En nuestros primeros 3 meses, ya tenemos más de 150 miembros nuevos que se han registrado para pedir prestado. Es increíble como la gente de Frome, ha sido de receptiva ante esta idea. La comunidad se unió voluntariamente para lograr sacar adelante este espacio. Nos ayudaron a montar la tienda y también ayudaron en las sesiones de pintura y de intecrcambio de habilidades”, comentó uno de los impulsores de esta iniciativa.

Actualmente, ya tienen 15 voluntarios en la tienda. Algunos se dedican a atender a los clientes mientras que otros arreglar los objetos donados y participan de los talleres que se organizan en este espacio comunitario. Para lograr que la tienda se mantenga abierta se propone a las personas colaborar de 3 maneras, con dinero, objetos y con voluntariados.

3. Ábrete Sésamo – Madrid

La tercera tiendita de la que te contaremos, se encuentra en Madrid. Acá se puede ver un proyecto similar, pero más relacionado con el trueque. La tienda se llama Ábrete Sésamo, y surgió con el fin de ayudar a las personas a enfrentar la crisis económica, donde el desperdicio de uno, puede ser el tesoro de otros, tal y como pasa en la naturaleza.

En esta tienda, se pueden encontrar cosas desde: productos de decoración, bisutería, juguetes, música, electrodomésticos, películas, ropa, etc., de esta manera se genera un círculo de intercambio y de consumo responsable.

Esta la manera en la que funciona: quienes desean, pueden llevar un objeto a la tienda, allí se les entrega una puntuación (de 1 a 50), la que varía según el estado y la calidad del producto. El total de los puntos que una persona va acumulando, se guardan en una tarjeta personal, la que le permitirá gastar sus puntos escogiendo artículos que hay en la tienda.

“No es una tienda en la que se gaste dinero, sino que es para ayudar a los demás, especialmente en los tiempos de crisis, y así darle una espalda al consumismo”, comenta Manuela, una de las impulsoras de este proyecto.

Dentro de la tienda, también se llevan a cabo talleres para que la gente aprenda a hacer cosas, como fabricar jabones naturales, de cosmética natural y hasta de reciclaje de materiales de desecho.

Como si fuera poco, la ropa que no logra ser intercambiada, se dona a una organización no gubernamental del barrio, la que a su vez, les facilita el espacio para realizar las clases y los intercambios.

 

Este tipo de proyectos, hacen un llamado a todo un tipo de valores que con el tiempo y el dinero, fuimos perdiendo. Debemos reemplazar los valores dominantes del consumismo, individualismo y despilfarro, especialmente en el mundo en el que estamos viviendo.

Imagino a la cantidad de personas a las que ideas así, les puede ser útil. Claro está, que se requiere de una sociedad dispuesta a colaborar, pero de a poco, vamos para allá, ¿no? Al menos eso espero…

 

Una idea genial que debiera repetirse a lo largo y ancho del mundo, ¿no? ¡Comparte esta increíble idea!


Loading...