Esta Madre Se Niega A Dejar A Su Hijo Y Años Después Este Va A Harvard

Cuando Zou Hongyan, trajo a su único hijo al mundo el año 1988, las terribles complicaciones que tuvo durante el parto, le causaron un parálisis cerebral que lo limitaría durante toda su vida.

Los doctores de Hubai (en China, donde vivían) le recomendaron abandonar a su hijo, pues el niño solo les brindaría miserias, además viviría sin mayor sentido que existir, pues no sería capaz de hacer nada. Su esposo, pensaba igual que los médicos.

Zou, sin embargo, rechazó la idea de abandonar a su hijo, se divorció del padre del niño y convirtió en su misión, cuidar a su hijo y darle todo lo que fuera necesario. Para esto, se las arregló con 3 trabajos que tenía de manera simultánea, para poder mantener a su pequeña familia.

Su trabajo incluía también, entrenar a su hijo, jugar con él juegos para que su habilidad mental aumente y estimular sus sentidos. Incluso, le enseñó a usar los palillos para comer, eso que apenas podía tomarlos.

“No quería que mi hijo se sintiera avergonzado por los problemas físicos que pudiera tener. Él tenía dificultades en algunas áreas y yo era muy estricta con él para que se esforzara en lo que más le costaba”.

Zou Hongyan, en entrevistas posteriores.

Increíblemente, 29 años después, Ding Ding, el mismo niño en que solo su madre tuvo confianza y quiso criar, acaba de graduarse de la Universidad de Pekin, en ciencias medioambientales e ingeniería y ahora, se ha convertido en un estudiante de la prestigiosa Universidad de Harvard, para estudiar Derechos.

El esfuerzo de esta madre, se refleja en su hijo, quien es todo un orgullo para esta mujer, quien fue la única que apostó la vida por él.

El hijo de Zou Hongyan, nació el año 1988, pero las complicaciones del parto, le provocaron una parálisis cerebral

Los doctores le recomendaron abandonar al bebé, pues ellos afirmaban que el niño solo sería una molesta pues nunca llegaría a ser una persona inteligente. Esta madre, los ignoró

Es más, el padre de este niño no se quiso hacer cargo de él, por lo que ambos se divorciaron y Zou, crió y cuidó a Ding Ding, por su propia cuenta

Para mantener a su pequeña familia, la mujer tenía 3 trabajos, los que le permitían brindale los tratamientos necesarios a su hijo para que pudiera rehabilitarse. 29 años después, esta orgullosa madre puede comprobarle al mundo que su trabajo no fue en vano, pues su hijo, es un inteligente ingeniero en ciencias medioambientales y ahora, ha sido admitido en la prestigiosa Universidad de Harvard, para convertirse en abogado.

“Esto es lo que una madre debe hacer. Entregarse por completo a sus hijos. Convertirlos en su prioridad. Aplausos para esta madre. Ella dejó ir a su esposo y se divorció de él, solo por su hijo ¡Bravo! Ella dedicó su vida en educar a su hijo, entregándole toda la fuerza para ser quien hoy es. Todo prueba que su devoción no fue nunca en vano”.

– Bonnie Cotman, usuario de Facebook.

“Maravilloso. Yo estudié con una mujer que tenía parálisis cerebral, se llamaba Sophie y se graduó con honores. Solíamos ser buenas amigas, pero con el tiempo perdimos el contacto. No había Facebook en esos tiempos.”

Natalie Holm, usuario de Facebook.

“¡Qué excelente madre! No hay nada más increíble en el mundo que el amor de una madre ¡Es toda una heroína inspiradora!”

– Louis Lim, usuario de Facebook.

“Nunca te des por vencido. El amor de los padres siempre ayuda. Qué coraje el de esta madre”.

– Ng Paul, usuario de Facebook.

¡El amor de una madre no tiene barreras!

Fuente

¡Recuerda compartir esta inspiradora historia!


Loading...