Cuida Lo Que Dices Frente A Tu Bebé: Todo Lo Que Escucha Deja Una Huella En Su Cerebro

Todo lo que un bebé necesita, es estar rodeado de estímulos, de afectos caricias y, por sobre todo, de palabras, pues aunque no lo creas, un bebé es una de las criaturas más receptivas del mundo. Y más aún, cuando cada cosa que un bebé escuche,  vaya a dejar una huella en su cerebro que será imborrable. Desde ahí, tenemos que ser como padres, quienes debemos ser esos maravillosos seres artífices de ese amor que en esas primeras etapas de la vida, se entiende por el tono de voz y que solo guía con la calidez de una voz amable y estimulante.

Si eres de lo que piensa que hablarle a un recién nacido, es una tontería, te equivocas. Por que solo le enseñas a reconocer tu voz. Háblale cara a cara, con mucho cariño, cantarles y susurrarles también es importante pues, a pesar de que no entiendan nada de lo que se dice, sí son capaces de entender las emociones que se transmiten y con el tiempo, de a poco entender los primeros procesos del lenguaje.

Día tras días y mes tras mes, las palabras se dotarán de significado hasta que en un punto, sin saber cómo, los bebés comienzan a entender frases y luego intentarán comunicarse también, en su propio idioma. Es por esto, que los bebés deben estar en un entorno que sea favorecedor, cercano y afectuoso.

Es que, aunque muchos aún no lo creamos, todo lo que un recién nacido vaya escuchando, se grabará en su cerebro e irá desarrollándose en base a esa relación.Por lo que no dudes si lo estás haciendo bien o mal, pues si eres de los que nunca dejan de hablarle a su bebé, tienes un hijo muy afortunado.

Esta es la explicación…

 

Establecer rutinas, es una conducta idónea para favorecer la comunicación

Lo más común de un recién nacido, es que ese se pase la mayoría del tiempo dormido. Sin embargo, las primeras semanas y meses de vida, son los ideales para inicar con ese proceso en el que podemos estimular el desarrollo cerebral del niño, a través del lenguaje.

  • Aprovechar los momentos de la lactancia, que es el momento más mágico y significativo para un bebé, por lo que iniciar la comunicación en esta instancia es lo más propicio.
  • Procura mantener un tono de voz positivo, amable y cálido, siempre con una entonación positiva.
  • Busca y mantén contacto visual, al cambiarle los pañales, al amamantarlo, al vestirlo y desvestirlo.
  • El momento de tomar ell baño, es uno de los “instantes de ocio” del bebé, en los que se encuentra muy receptivo, tanto a su alrededor, como a los gestos de mamá y papá.
  • Si sientes que tu hijo ha quedado con una gran sonrisa, de seguro has dejado una huella positiva y de amor en el cerebro dehijo.

La voz de mamá es una para guía el bebé

La voz de mamá es lo primero que suelen escuchar, pues ha pasado 9 meses en nuestro vientre sintiendo nuestra voz y vibraciones, por lo que esta persona que lo adora, lo mece, lo atiene y alimenta, tiene un gran poder de guía.

  • Un recién nacido, ya reconoce la voz de su mamá, pues el líquido amniótico es un excelente conductor del sonido, por lo que cuando el feto comienza a desarrollar su audición, esta es la primera voz que escuchan y la sienten día a día.
  • Todos sabemos que los bebés no entienden significados de las palabras, pero sí al entonar apropiadamente, podemos enseñarle a diario cuál la intención y la semántica de cada frase.
  • Por eso, al poco tiempo de nacido, ya sonríe o se asusta si subimos la voz más de la cuenta
  • Niños estimulados, son niños felices.

Las palabras deben ser acompañadas con gestos

Al comunicarnos con nuestro bebé, debemos procurar reforzar nuestras frases con gestos y tonos de voz, adecuados, así conseguimos consolidar el lenguaje verbal con el no verbal, actuando al mismo tiempo, favoreciendo las emociones positivas.

  • No olvides sonreír a tu bebé al hablarle y busca siempre su mirada.
  • Recuerda que al hablarle, debes esperar algún tipo de respuesta o reacción aguarda a que emita algún chillido o sonidos, o que te sonría, así se establecen pautas de los turnos de palabra.
  • Una forma muy importante de reforzar el lenguaje, es imitando estas respuestas, o gestos o muecas que emite al respondernos, así les dejamos ver que los entendemos y que cualquier cosa que hacen y dicen es importante y se valora.b

 

“Babytalk”: algo que todos hacemos sin darnos cuenta

La forma utilizamos los adultos al hablar con un bebé, se llama “babytalk”. Una palabra en inglés que es definida como algo que los padres realizan y ponen en práctica todos los días.

  • Ningún adulto le habla a un bebé del mismo modo que le habla a un adulto. Nuestro cerebro está configurado para interaccionar con un pequeño, de manera innata para estimular el proceso comunicativo en los bebés.
  • No tenemos que olvidar nunca, que el lenguaje es lo que genéticamente nos distingue de los demás primates, por lo que estamos capacitados en nuestros genes para preparar a nuestos hijos desde temprana edad a que se inicien en el lenguaje.
  • Con voz más aguda, podemos llamar su atención.
  • Nuestros gestos y sonidos estimulan en ellos sensaciones desconocidas, como la risa y a los pocos meses de nacer, las carcajadas.
  • Así mismo, nadie nos ha enseñado a cómo ser padres, pero por instinto sabemos emplear técnicas como “ea, ea, ea”, un tipo de verbalización, carente completamente de significado, pero que proporciona calma a tu bebé.

Para terminar, es importante que entiendas que existen infinitas razones para comunicarte con tu bebé, desde su primer día e incluso desde antes, en el vientre. Ellos te necesitan no solo para que los cuides, sostengas y mimes sobre tu pecho, sino también para aprender a comunicarse.

No olvides, tus primera palabras hacia tu hijo y el como las dirás, dejarán una huella en tu el cerebro de tu hijo y le indicarán el camino para entender de a poco a expresarse.

¡Si conoces a alguien con bebés pequeños, tienes que conpartirle esta nota!


Loading...