15 Sencillos Trucos Para Quitar Los Rasguños En Tus Muebles De Madera

Es difícil mantener tus muebles perfectos cuando los  utilizas constantemente. Por ejemplo, si tu familia tiene muebles de madera, entonces necesariamente terminarán con más de algún rasguño en algún punto. Luego de un tiempo, estas imperfecciones se van acumulando y terminas con un mobiliario de apariencia añeja.

Sin embargo, hay algunos trucos para cubrir estas notorias marcas y reducir la apariencia dañada y vieja que te pueden ayudar a extender la vida útil de tus muebles.

A continuación te entregamos algunos que puedes hacer de forma casera para lograr que tu mobiliario se vea como nuevo:

Crayones

Los crayones funcionan excelente para grietas o rayas profundas. Encuentra un lápiz de cera que tenga un color al menos similar al de tu mueble de madera o mezcla algunos colores para lograr el que te sirva, usando el calor. Caliéntalos en un bol pequeño en baño maría (pon el bol pequeño dentro de una olla con agua caliente) y cuando se derrita la cera aplícalo en la grieta con un cuchillo de mantequilla.

Vinagre y aceite de oliva

Mezcla media taza de vinagre con otra media taza de aceite de oliva y frótalo sobre la superficie rayada.

 

Yodo

Si tus muebles de madera oscura tienen una rayadura, puedes pintarla con algo de yodo usando una bolita de algodón, y quitando los excesos con una toalla de papel.

 

Café

También puedes usar café de grano cargado de la misma forma que el yodo, para reducir la apariencia de la madera oscura dañada. También puedes probar frotando granos de café en los rasguños con un palillo de algodón.

 

Nueces

Las nueces funcionan muy bien a la hora de reparar rasguños: frota una nuez pelada sobre la raya del mueble y su carne la llenará y suavizará a la vista. También sirve el aceite de nuez aplicado con un paño suave de algodón.

 

Pintura

Aplicando acuarela o pinturas a base de aceite también funciona perfecto para ocultar los rasguños de tu mobiliario. Usa un color que sea unos pocos tonos más oscuro que el de tu mueble y aplícalo con un pincel. Ojo que este método no funciona con muebles barnizados con poliuretano.

 

Lápiz para cejas

Los lápices para cejas con base de aceite sirven para cubrir pequeños rasguños en tu mobiliario.

 

Mantequilla de maní

Para rasguños más grandes, esparce mantequila de maní y deja reposar por una hora. Luego quita el exceso con un paño y moldeála para que quede perfecto.

 

Vaselina

La jalea de petróleo, también conocida como vaselina, sirve para estos fines si la aplicas sobre la raya de tu mueble y la dejas reposar toda la noche. Este método sirve para hinchar la madera alrededor del rasguño y rellenarlo. Puedes quitar los restos y moldear a la mañana siguiente.

 

Pulidor de autos

Usar un poco de pulidor de autos para superficies de mesas con acabado francés puede ayudar a disminuir la gravedad de los rasguños, pero debes tener cuidado con no pasarte y usarlo en el resto del mueble.

 

Mayonesa

Cubre los rasguños usando mayonesa, déjala en el lugar por dos o tres días y luego quita los excesos. Los aceites en la mayonesa hincharán la madera y rellenarán la pequeña grieta.

 

Pon una bolsa de té negro en una taza con unas cucharadas de agua caliente, deja que repose por 2 o 3 minutos (si la dejas más tiempo, el té estará más concentrado y más oscuro, así que intenta lograr que logre un color similar o un poco  más oscuro que el de tu mueble).

Utiliza una varilla de algodón para pasar algo de té en el rasguño y limpia el exceso con una toalla de papel. Puedes necesitar hacer más de una capa de ésto.

 

Aceite mineral y piedra pómez

Haz una pasta de aceite mineral y piedra pómez, y usa madera de acero extra fino para aplicarla en el área a trabajar. Usa un paño para limpiar el área y añádelo con un paño seco.

 

Jugo de limón

Mezcla una parte de jugo de limón por una de aceite vegetal o de oliva y usa un paño de pelusa para aplicarlo en el rasguño siguiendo su misma dirección hasta que desaparezca. Esto es ideal para rasguños pequeños.

 

Marcador

También puedes usar un marcador de un color similar al de la madera del mueble para esconder y disimular los golpes y los rasguños.

 

 

 

¿Te gustó? ¡Compártelo!


Loading...